División de poderes


Se supone que la separación de poderes es garantía de libertad al dividir el poder en tres y asignarle a cada uno una institución diferente, para que el estado nos proteja de nosotros mismos.


 ¿quién nos protege del propio Estado?. 


Para responder a esta pregunta apareció la teoría según la cual un Estado dividido no podrá violar los derechos de sus súbditos, al encontrarse contenido por los frenos y contrapesos mediante los cuales cada una de sus ramas frena la expansión de las otras.

En realidad la libertad no tiene nada que ver con la forma del poder, sino solamente con sus límites. Nos han engañado y no nos queremos dar cuenta.


Pero, la realidad es que desde que se estableció la división de poderes el Estado no dejó nunca de crecer, nunca ha sido tan intrusivo como lo es ahora, nunca ha violado más derechos y libertades, nunca ha cobrado más impuestos y nunca ha invadido tanto la vida privada de los ciudadanos.

En la primaria se nos enseña el Algoritmo de la división Entera donde (a = b q + r ). Esto significa que lo que va a ser dividido se puede escribir como el producto de lo que lo divide por el cociente, más el resto. NUNCA el Dividendo está en la misma jerarquía del Divisor que lo divide.

Mientras sigamos poniéndole atención a la división, estaremos fomentando la grieta entre nosotros, privandonos de saber qué es lo que nos divide, quién gobierna sobre nosotros, que no es otro que el poder económico y por lo tanto continuaremos siendo reducidos al resto efímero de lo que podemos Ser.

No existe en realidad la división de poderes, porque el poder no se divide, se ejerce. 





Nota:
Al número a se le llama dividendo.
Al número b se le llama divisor.
Al número q se le llama cociente.
Al número r se le llama residuo.

MITOS Y LEYENDAS

Artículos con una lectura diferente sobre los Mitos, Leyendas e Historias que nos han contado.

ALGUNOS TEMAS PARA COMPARTIR