Ir al contenido principal

La Jerusalén Celestial

Un lugar importante en la historia de la humanidad, donde estuvieron Adán, Abraham, Isaac, Jacob, Salomón, David, Hiram, Jesús, Mahoma, los Templarios ....

Dado que el nacimiento de Abraham, en la sumeria ciudad de Ur (actualmente Irak), coincidió con la llegada de un cometa, los astrólogos aconsejaron al Rey (Nimrod) matar al niño destinado a convertirse en un Emperador poderoso. El Rey le solicito a su padre, el Príncipe Teraj, Jefe del Ejercito y descendiente de Sem (hijo de Noe, lo que a sus descendientes le da el nombre de Semitas) que se lo entregara para matarlo y este lo engañó entregándole a cambio el hijo de un esclavo, por lo que Abraham pasó hasta sus 13 años escondido en una cueva y educado especialmente como casta gobernante.

Cuando murió su padre y perder la protección del ejercito, debió huir de la tierra de sus mayores a Canaan ante la persecución del Rey en busca de un nuevo hogar, llevándose sus conocimientos de dirigente sumerio y su Dios Personal (como era la costumbre sumeria), pero el hambre los hizo seguir viaje hasta Egipto, donde se encontraba la otra gran civilización de la época.

Dado sus conocimientos y la belleza de Sara su hermana y esposa, engañan al Faraón quien se casa con Sara, participando así ambos de la corte y los conocimientos Egipcios. Cuando el Faraón descubre el engaño los expulsa. Así nace el judaísmo; con una pareja que miente.

Viendo que no podía gobernar ninguno de los dos grandes imperios, decidió entonces fundar su propio reino entre ambos, esa tierra era prospera y estaba habitada por los cananitas (descendientes de Cam que eran negros), el era semita y no tenía genealogía para dominar esa tierra. Necesitaba que alguien lo designara como dueño del lugar. Encontró entonces a su Dios personal que le promete la tierra habitada por los cananeos para su descendencia en general con la condición que se circunciden. La circuncisión será el titulo para la posesión de la tierra. Dicha promesa es renovada a su hijo Isaac y su nieto Jacob.

Si bien era obviamente el elegido de su Dios personal, aun de grande no había podido tener descendencia con su esposa y media hermana Sara. Cuando ya anciano había logrado tener un hijo con Sara, fue Dios quien lo puso a prueba diciéndole: Toma tu hijo, aquel a quien amas, ve con el al País de Moriah y allí ofrécelo en holocausto.

¿En que pensaba Abraham, hace 4000 años, cuando luego de partir la leña, encendió el fuego, ató a su hijo Isaac y levantó la mano con el cuchillo para matarlo, cuando apareció el carnero con que lo reemplazó para sacrificarlo?

¿Cómo juzgaríamos hoy de un hombre que quiere asesinar a su hijo para ofrecerlo como sacrificio a su Dios?

En ese instante Abraham creyó en su dios personal, no dudó de ningún modo. De haber dudado habría obrado de manera diferente.  Por esa acción Abraham fue bendecido.

Y Abraham creyó, creyó para esta vida, si el hubiera pensado para una vida futura, en el paraíso o en el mas allá con facilidad se hubiera despojado de todo, para abandonar un mundo al cual no pertenecía ya. Es por eso que esa acción se ha convertido en un icono de la fe. Aun hoy en día se recuerda, cada año nuevo Judío, la atadura de Isaac como símbolo de la fe.

Esta fue la tierra de Abraham que supo ser fiel a su Dios, esperando contra toda esperanza en sus promesas, al que hoy veneramos como padre de los creyentes y modelo de la esperanza en Dios. Con él se inicia el régimen de la Promesa Divina que habrá de alentar a su pueblo en su larga historia de esperas y esperanzas.

Es a partir de ese momento que el Monte Moriah se convirtió en el escenario donde tuvieron lugar los acontecimientos religiosos más importantes de toda la Historia de la Humanidad.

Fue entonces que el Monte Moriah se convirtió en el lugar (o uno de los lugares según la versión) de donde Dios tomo el polvo para crear a Adán. Fue también el lugar que eligió Adán para hacer un altar con 12 piedras y el lugar que eligieron Abel y Noe para hacer sacrificios. Según algunos esas mismas 12 piedras del primer altar realizado por Adán le sirvieron a Jacob para hacer la almohada desde donde soñó la escalera que llevaba al cielo. Las doce piedras luego se hicieron una, y representaron a las doce tribus de Israel, que siendo varias son una.

¿Sabría Abraham que en ese lugar se encontraban enterrados uno de los dos monolitos donde Enoch (cainita – descendiente de Caín) decidió transmitir los secretos de una civilización antidiluviana, diseñados para sobrevivir a la destrucción prevista? Según la tradición, los fundadores de la civilización egipcia descubrieron una de estas columnas y el primer Rey de Egipto adoptó el nombre de Osiris, que significa Príncipe que se ha elevado de entre los muertos.

¿Abraham que había pertenecido a la corte Sumeria y la del Faraón, sabría de estos conocimientos?

El que si supo de los secretos egipcios fue su nieto José, quien logró ser nombrado Gran Visir. Casualmente en ese momento la clase gobernante egipcia abandona sus creencias religiosas y se vuelca a la creencia de un Dios único (el nombre de Jehová aparecerá años después con Moisés también, según la leyenda, educado por la casta gobernante egipcia).

José es enterrado fuera de Egipto, en el Monte Moriah. ¿Habrá sido enterrado con todos los secretos como era la costumbre para alguien de su rango?

Durante 1000 años se transmite oralmente la historia de Abraham y sus descendientes para luego ser incorporada a la Biblia. Que significativa deben haber sido estas historias para perdurar tanto tiempo. En mi opinión es porque está muy ligada a la pertenencia de esa tierra, situada entre las dos potencias de ese momento.

Hace 3000 años, durante el reinado de David, el pueblo hebreo transformó su vida nómade en sedentaria, se asentó en Jerusalén y comenzaron los preparativos para la construcción de un templo de piedra para sustituir el Tabernáculo de postes de madera y telas, que albergaba el Arca de la Alianza que los habia acompañado cuando vagaban por el desierto. Cabe recordar que las victorias militares y la política de alianzas que forjó David expandieron el territorio y con el nacimiento de la incipiente monarquía, requirieron afianzar el trono obtenido para sus descendientes.

Necesitaban retener a un Dios que, en ese lugar y mil años antes, les había prometido esa tierra para toda su descendencia quedando la circuncisión como señal del pacto. Para ello querían levantar un templo donde ese Dios pudiera ser honrado, habían creado una casta sacerdotal, especialmente instruida para atenderlo. Es interesante que no bastara con construir el templo para honrar a Dios. Dios tenía que aceptar el lugar. Debía reconocer a ese lugar como sitio de homenajes.

Recientes investigaciones del arqueólogo alemán K. Rupprecht han demostrado que el rey David encontró un templo más antiguo en ese lugar. Dicho templo lo hace construir su hijo Salomón quien debió modificar la planta del viejo templo con sucesivas ampliaciones y modernizaciones, de acuerdo con las trazas que había dejado su padre.

En la construcción del templo interviene el fundidor de bronce de nombre Hiram Abif, que enseña artes y oficios a los Hebreos, hasta ese momento un pueblo de pastores trashumantes, gobernados por una casta sacerdotal que se ocupaba de la administración y la escritura.

Se dice que al excavar para construir el templo de Salomón hace 3000 años (961 ac), los judíos encontraron los fragmentos de la otra columna.

Ese primer templo duró solo 30 años y fue destruido por el faraón de Egipto Sesac (I Reyes 16,25 y II Crónicas 12,2). Se volvió a construir y fue destruido quinientos años después por el ejército de Nabucodonosor en el 586 aC no quedando en pie ni una sola piedra. Se llevaron cautivos una gran parte de los habitantes del Reino de Judá hacia tierras caldeas y todo lo que encontraron, de los valiosos tesoros quedo registrado que se robaron el Candelabro de Siete Brazos, llamado por los judíos menorah, y la Mesa o Espejo de Salomón. Pero ¿por qué no se dice que se llevaron el Arca de la Alianza, si también se hallaba en Templo? Simplemente porque no la encontraron.

Los 50 metros del Muro de los Lamentos pertenecieron originalmente a los muros de contención exteriores del segundo Templo construido en la época de Cristo por Herodes el Grande (que no era de estirpe Judía, sino idumea), y destruido en el año 70 por el emperador romano Tito, luego de una batalla que duró 139 días y años más tarde se construye un templo a Júpiter. Según Flavio Josefo en esos años fueron asesinados 1.350.000 hombres, mujeres y niños. Los israelitas, ante la definitiva destrucción del templo de Jerusalén se dispersaron a Europa.

Cuando la guerra finalizó, la nación de los judíos había dejado de existir y solo subsistía una religión: una fe que había perdido la casa de Dios y la primera razón de su existencia. El culto encontró un nuevo vínculo de unión en el estudio de la Ley y el culto en la sinagoga. El Talmud sustituyó al Templo y con el tiempo se convirtió en el símbolo máximo de la religión judía.

Otra de las características significativas del monte Moriah es que está justo delante del monte Sion y entre ambos forman la explanada del Templo de Jerusalén donde Jesucristo echo a los mercaderes. Justamente, en una de las laderas del monte Moriah es donde está el Calvario o Gólgota. Ni más ni menos que el lugar donde fue crucificado. 

Años después el Monte Moriah, es el lugar elegido por el profeta Mahoma, para llevar cabo la travesía nocturna hacia el Trono de Dios (el Corán, Sura 17:1, Al-Isra), acompañado por el ángel Gabriel.

En el año 636 el califa Omar conquistó Jerusalén construyendo la actual Mezquita de la Roca en el solar del Templo que actualmente es el edificio que más suele destacarse en las fotografías de Jerusalén, con su preciosa cúpula de oro.

 

Actualmente la Mezquita de Omar, construida con una cúpula dorada en el año 691 dC., cubre este lugar que además corresponde al sancta sanctórum del antiguo templo de Salomón, la sala donde se guardaba el Arcade la Alianza. La presencia de esta mezquita hace imposible toda investigación arqueológica de los restos del Templo de Salomón. Donde antiguamente se encontraban las caballerizas de Salomón actualmente se encuentra la blanca mezquita de Al-aqsa, construida por el emperador Justiniano.

Según algunos historiadores, durante la Primera cruzada, los descendientes de estos sacerdotes regresaron a Jerusalén con los Príncipes Cristianos, estableciendo la Orden de los Caballeros del Temple, los que retiraron los fragmentos de la columna de Enoch debajo del sanctasanctórum. Los Templarios descubrieron 3 piedras y en una de ellas se encontraba tallada la gran palabra perdida. Desde entonces, ese secreto fue transmitido a los sucesores, que tienen derecho a ser reconocidos como sumos sacerdotes de Jehová. Probablemente uno de los secretos sea la existencia del continente americano, a donde llegaron los judíos en tiempos de Salomón y posteriormente los Templarios.

Seguramente gran parte de nuestra vida ha estado marcada por los hechos ocurridos en ese pequeño lugar que es el Monte Moriah, pero creo que no hay otro lugar en nuestro planeta que haya resultado tan significativo e influyente para la humanidad.

Este carácter sagrado atribuido desde siempre al monte Moriah indica que éste representa un verdadero símbolo del Eje del mundo que comunica la tierra y el cielo, la realidad sensible a la suprasensible.  Algunos masones del siglo XVIII identificaban el Moriah con la montaña primordial, en cuya cima se encontraba el Paraíso terrestre, con el que era identificado el propio Templo de Jerusalén, lo que confirma, por otro lado, que éste fue construido, en efecto, como un sustituto del Centro Supremo. 

Esto último nos recuerda una hermosa leyenda masónica, plena de significado simbólico, en la que se dice que debajo mismo del Templo de Jerusalén (esto es, en el interior del monte Moriah) se encontraban una serie de salas superpuestas que aparecían una tras otra conforme se iba descendiendo, hasta que finalmente se llegaba a una inmensa bóveda excavada directamente en la roca viva.

En dicha bóveda, en realidad un templo, se encontraban los principales útiles y símbolos masónicos, como la escuadra y el compás, el nivel y la plomada, la regla, etc. Según la leyenda la bóveda fue construida nada menos que por Enoch en la época anterior al diluvio, y por tanto muy cercana aún a los primeros tiempos.

Por un lado, nos habla de la antigüedad del simbolismo masónico, y por otro del aspecto oculto del simbolismo. Precisamente en dicho relato simbólico Enoch aparece como "el primero de todos los Iniciados, que no murió, y que sobrevive en sus hijos espirituales", atributos que se encuentran también en Hiram, quien, renace simbólicamente en cada nuevo maestro, perpetuándose así la cadena de la tradición masónica, y con ella el espíritu que la sustenta.

Creo también que es una historia con final abierto.

Es interesante observar como permanentemente se reemplaza al objeto del sacrificio por un sustituto. ¿Qué se oculta en ese cambio? En mi opinión lo que se oculta cuando hay una sustitución es la verdad.

También podemos observar como a lo largo de los años se destruye el templo y se vuelve a levantar. Esa es probablemente nuestra tarea, rehacer el templo interior una y otra vez.



Entradas populares de este blog

EL OJO QUE TODO LO VE

👀  Ver en Videos  👀 El Ojo de la providencia, también llamado Ojo que todo lo ve, Panóptico o Delta luminoso, es (según Wikipedia) un símbolo interpretado como la vigilancia y providencia de Dios sobre la humanidad. Hoy en día simboliza el control y la dominación de la élite que dirige el planeta, pero su uso original tenía otros significados como vamos a ver. Se encuentra relacionado con el «Ojo de Horus» del antiguo Egipto. Sin embargo, se diferencia de él porque se encuentra inscripto dentro de un triángulo con uno de sus tres vértices hacia arriba y con la mirada hacia abajo, como símbolo de «omnipresencia». El símbolo ha sido usado tanto dentro de contextos religiosos, como mágicos y forma parte del simbolismo masónico donde es conocido como "Delta luminoso", por su semejanza a la letra griega Delta, el cual es representación del Gran Arquitecto del Universo. En muchas ocasiones tiene inscrito el tetragrama hebrero o solamente su primera letra hebrea &q

LILITH, LA PRIMERA MUJER DE ADÁN

Los sacerdotes afirman que el sentido literal de los libros sagrados es por sí sólo toda la esencia de la fe. La fe es fe en la letra. Lo esencial es la reducción del significado a un solo significado. El que los sacerdotes indican y los fieles deben aceptarlo y acatarlos sin más vueltas. Esto no es así. No hay una sola verdad. Todo es simbólico, transitorio, inestable. Los significados literales son artículos empaquetados para consumidores pasivos. Un ejemplo conocido por todos es la tradicional interpretación del Génesis según la cual Dios modela al hombre con barro (Adán) y de una de sus costillas formó a la mujer (Eva), formando así inicialmente una pareja formada por Adán y Eva. Es muy sugestiva, la imagen de la mujer que el Clero nos ha transmitido a través de su capciosa interpretación de la Biblia. Según la misma, Eva es siempre inferior y maldita. Inferior pues es un simple fragmento (costilla) del cuerpo del hombre, y fue creada después de Adán

Boaz

El porque de una Palabra Sagrada

SALMO 133

¡Qué lindo que es poder compartir en armonía con los hermanos! Así comienza el Salmo 133, que es el pasaje donde normalmente se abre la Biblia en la apertura de los trabajos en la logia. No es obligatorio utilizar la Biblia en las tenidas, ni abrirla en ese Salmo, pero creo que es el más representativo del trabajo que se realiza en una Logia. Habla de unidad, ¨ ver habitar en uno solo a los hermanos ¨. Somos un cuerpo, la logia, así como representación del universo es también manifestación del cuerpo humano. Cada uno tiene una función al igual que los órganos que lo componen. Si uno enferma, todos los demás se recienten. Es bello sabernos parte de un grupo y mejor aún, que ese grupo se cuida así mismo, crecer, para trabajar, para ser. En los antiguos linderos, conocidos como Landmarks, se establece que debe estar presente el libro que contenga la doctrina religiosa del lugar donde resida la Logia, lo que llevó a que el texto sagrado fuera no solo la Biblia sino también e

Las Herramientas del Maestro Masón

El trabajo específico del Maestro Masón en Cámara del Medio consiste en pulir su piedra bruta?.  Yo, creo que no. Si creo, que como eternos aprendices, debemos seguir puliendo nuestra piedra bruta, pero que no es esa la tarea específica y el motivo por el que estamos en esta cámara. Creo que no podemos, buscar nuestra comodidad y seguir trabajando como aprendices en el grado de Maestro cambiando simplemente los temas a tratar. Es decir aprender solamente las nuevas palabras, los nuevos signos, toques o leyendas y tratarlas como hacíamos en los otros grados. Todos conocemos las herramientas del Aprendiz y es probable que recordemos las del Compañero, pero nos cuenta identificar rápidamente las del Maestro y su utilidad. ¿Será porque estamos poco habituados a utilizarlas? Sabemos que las Herramientas del Aprendiz son herramientas de acción . El Aprendiz debe ceñirse estrictamente a las medidas de la Regla de 24 pulgadas y ha de trabajar con su mazo en pulir su piedra bruta.