Las Herramientas del Maestro Masón


El trabajo específico del Maestro Masón en Cámara del Medio consiste en pulir su piedra bruta?. Yo, creo que no.

Si creo, que como eternos aprendices, debemos seguir puliendo nuestra piedra bruta, pero que no es esa la tarea específica y el motivo por el que estamos en esta cámara. Creo que no podemos, buscar nuestra comodidad y seguir trabajando como aprendices en el grado de Maestro cambiando simplemente los temas a tratar. Es decir aprender solamente las nuevas palabras, los nuevos signos, toques o leyendas y tratarlas como hacíamos en los otros grados.

Todos conocemos las herramientas del Aprendiz y es probable que recordemos las del Compañero, pero nos cuenta identificar rápidamente las del Maestro y su utilidad. ¿Será porque estamos poco habituados a utilizarlas?

Sabemos que las Herramientas del Aprendiz son herramientas de acción. El Aprendiz debe ceñirse estrictamente a las medidas de la Regla de 24 pulgadas y ha de trabajar con su mazo en pulir su piedra bruta.

Mientras que las Herramientas del Compañero como el Cincel, el Compás y la Palanca son herramientas de prueba o control.

Las Herramientas del Maestro son el Lapiz, el Corredil y el Compás. Son herramientas de diseño. No sirven para desbastar la piedra bruta. Yo no he visto nunca a nadie desbastar una piedra con un lápiz o con un corredil. Es obvio entonces que si la Masonería da estas nuevas herramientas, nos exige que las empleemos en otras tareas.
Veamos para que sirven estas nuevas herramientas.
·        El Corredil nos indica la línea recta y sin desviaciones y simboliza la recta conducta que debemos seguir. La cuerda que determina el margen que tiene el Maestro para orientar la línea límite de la edificación - o simbólicamente el conjunto de sus derechos y obligaciones
·        El Lápiz nos recuerda que nuestras palabras y acciones quedan grabadas y debemos cuidar de ellas y lo que hagamos y digamos. En otras palabras, ...debemos ser discretos;
·        y el Compás, es el regulador, con el que se nos fija los límites del bien y el mal y se fomenta la práctica del bien y las virtudes.

Obviamente mantenemos las herramientas anteriores y vemos como de Grado a Grado se mantiene un vínculo operativo y un avance en la habilidad del Masón: el Cincel es común al Aprendiz y al Compañero y el Compás es una de las Herramientas tanto del Compañero como del Maestro. 

Mientras que tanto el Aprendiz como el Compañero están limitados en sus trabajos ya que deben ajustarse exactamente a los planos e instrucciones que se le han dado, el Maestro Mason goza de plena libertad y sin límites siempre y cuando se realicen en armonía. Por lo que sus herramientas son esencialmente flexibles y brindan un amplio margen para ejercitar la iniciativa y la imaginación. Con la CUERDA Y EL COMPAS, traza tanto líneas rectas como curvas, así como con el LAPIZ podrá trazar los planos de su propia vida y hacer de ella una pieza útil en la sociedad en que vive

El Compas es un instrumento de dos puntas, una de las cuales se fija en el centro para describir una circunferencia con la otra. Es libre en cuanto a la distancia entre las puntas se puede ajustar a lo que el maestro desee, pero una vez determinada esta distancia, es tan rígido y fijo como cualquier otro instrumento de precisión. La usamos para medir la longitud de una recta, tanto como para trazar una curva o círculo. Nos proporciona un débil reflejo de la facultad de la percepción directa de la verdad, la que es una perfecta síntesis de las demás facultades.

El Lápiz es un instrumento que tiene un centro de grafito cuya punta le permite tirar las líneas de los trazados y los planos. Estos toman la dirección que les da el Maestro, representa la apoteosis de la libertad, puesto que con él puede crear cuantos proyectos quiera. Su único cuidado es que su dibujo esté en armonía con las leyes de la mecánica, para que su estructura sea fuerte, estable, proporcionada y bella.

El Corredil es un instrumento que gira sobre sobre un eje del que se va desenrollando un hilo. Extendido éste, permite al albañil trazar una línea recta marcando el terreno para la fundación de la estructura prevista. Tiene además la posibilidad de trazar círculos y adaptarse a los diferentes niveles del terreno, como los diferentes criterios de los hermanos. Por lo que significa que el Maestro, analiza y razona antes de tomar una decisión. Representa la línea recta de la virtud.

Pero estas nuevas herramientas sirven para otros propósitos, que son las tareas propias del Maestro.

¿Cuáles son estos propósitos? y ¿dónde están escritos?

Es necesario que sepamos cual es el papel que estamos llamados a desempeñar en la Cadena de Unión. Pues, no todos tenemos las mismas obligaciones y responsabilidades dentro de la Logia.

Sin duda, estas obligaciones deben estar escritas en el ritual de Exaltación y no debe ser otra que tomar como ejemplo a la leyenda del Maestro Hiram Abif.

El Maestro Hirám era un artista, un arquitecto, un fundidor de metales, que graba, que dibuja; un hombre de inteligencia y habilidad que sabe hacer las cosas; es en una palabra, el hombre que se hizo cargo de la responsabilidad de realizar la obra más importante de su tiempo.

Hirám, lejos de ser víctima de ningún odio, es la representación simbólica de la ciencia, de la virtud y el amor fraternal, y sus tres asesinos, la significación de los tres vicios principales que corrompen al hombre: la ambición, la ignorancia y la hipocresía. Hiram es, en suma, el Maestro modelo. Entonces nuestra tarea es la de imitarlo:

Enseñar al ignorante, abatir al ambicioso, y desenmascarar al hipócrita.

De este trabajo depende la conservación de la Orden y la garantía del secreto en la Cámara de los Maestros. Por último no debemos olvidar jamás que en la Cámara del Medio la plancha de trazar está dispuesta para toda clase de trabajos. Pero fundamentalmente debemos trabajar en Cámara de Maestros dentro de las Logias en las que fuimos exaltados, y no lo estamos haciendo. Por el contrario, los Maestros utilizan las herramientas de diseño en las Logias Simbólicas y van a trabajar en las Logias de Perfección los temas de Maestros, y allí vuelven a ser aprendices, a trabajar su piedra bruta y estar guiados en los trabajos que deben burilar según el grado.

El Grado de Maestro es el más alto grado que un Masón puede alcanzar. Todo lo demás es un adorno, que es muy bueno, pero es un adorno. Nuestra tarea es la de trabajar como Maestros diseñando una utopía hacia dónde dirigirnos. No lo estamos haciendo. Seguimos como eternos aprendices, sumando grados, buscando que nos revelen alguna vez los Augustos Misterios. Siento informarles que no los hay. El secreto estaba en el camino. Hagámonos cargo de una vez por todas de que somos Maestros.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

MITOS Y LEYENDAS

Artículos con una lectura diferente sobre los Mitos, Leyendas e Historias que nos han contado.

ALGUNOS TEMAS PARA COMPARTIR