El Rito Escocés Antiguo y Aceptado

Los Ritos se utilizan para recordar esas historias especiales denominadas Mitos. Cual es el Mito de la Masoneria??

  Del Mito al Rito

¿Cuál es la finalidad primordial del cerebro humano? Respuesta: para permitir la supervivencia. No para hacer filosofía o tener religiones, sino para sobrevivir: asegurado esto, todos los demás pasan a ser objetivos legítimos, pero el fin primero es sobrevivir… porque si el sujeto muere, de nada sirve todo lo demás. 

Y para sobrevivir, lo primero que se debe hacer es entender y comprender claramente dónde se está, cuál es el rol de cada quién, qué reglas se deben acatar y qué se debe hacer para poder vivir y ese rol se enseñaba antiguamente mediante el mito. Un mito es, en dos palabras, una historia ejemplar.

Para entender lo que es el mito, debemos comenzar respetando a los hombres de la antigüedad que eran tan inteligentes como nosotros, pero que no contaban con los recursos tecnológicos de que disponemos hoy. ¿Por qué organizaron su vida alrededor de los mitos? Porque ésa fue la manera en que pudieron explicarse el mundo y le dieron sentido. El mito narra algo extraordinario, que se sale de la vulgaridad de todos los días y que es digno de ser recordado. El mito no transcurre en un tiempo profano, sino en uno sagrado: no se sabe exactamente cuándo ocurrió, porque el tiempo sagrado está – por definición - fuera de la esfera humana. 

El mito tiene cuatro grandes finalidades: la primera es brindar una manera distinta de entender al mundo; la segunda es recordar cuáles son los orígenes de la comunidad o las grandes enseñanzas que ha recibido y que nunca debe olvidar; la tercera es mostrar ejemplos prácticos que se deben imitar para poder vivir en comunidad, no limitándose solamente a conocerlos, sino llevándolos a la vida cotidiana; y cuarto, constituirse en un marco de referencia común para toda la comunidad, dando coherencia y unidad al grupo y su identidad cultural. 

Ahora bien, el mito es mucho más que una historia común y corriente, porque se refiere a algo vital para la comunidad. Por tanto, se le debe de recordar periódicamente. Y para hacerlo, existe el rito
Un rito es más que una simple ceremonia: es la recreación del mito, con todo el respeto y ceremonial que merece ésta historia ejemplar.

El rito no se realiza en cualquier lugar: se lleva a cabo en un recinto sagrado, un sitio especialmente diseñado y construido para representar mitos. En el último caso, este lugar también puede ser profano, pero tras haber sido “consagrado” mediante una ceremonia o el acuerdo tácito de todos los involucrados. 

Lugares sagrados son templos, iglesias, salas de conciertos y teatros (el teatro es un derivado directo del rito: se trata de representar una historia, aunque en el teatro actual tal historia no sea mítica). 

Como el mito ocurre en un tiempo primordial, la representación ritual debe ocurrir en un tiempo sagrado. Esta modalidad de tiempo no tiene las mismas características que el tiempo cotidiano de nuestras vidas (tiempo profano), sino que se separa tajantemente del tiempo profano: ahí no importan las vicisitudes diarias, ni las preocupaciones mundanas, sino las grandes cuestiones de que trata el mito y se representan en el rito. 

El rito tiene, así, tres grandes finalidades:
  • La primera – y más obvia- es mantener vivas las trascendentes enseñanzas del mito;
  • la segunda es mantener unida a la comunidad; y afianzar el sentido de pertenencia grupal, cumpliendo una función comunicadora, a manera de la moderna publicidad, mediante mecanismos de repetición de símbolos y principios, con el fin de interiorizarlos en la mente del adepto. Así, por ejemplo, el caminar en el templo masónico debe hacérselo en escuadra y la escuadra simboliza la rectitud y la justicia. El ritual de primer grado nos representa estas imágenes y nos recuerda los principios que representan, a fin tener presentes que nuestros actos deben ser siempre justos y rectos.
  • y tercera, poner en justa perspectiva la insignificancia e intrascendencia de la vida profana anta la grandeza y enormidad de lo sagrado. 
Pero hay una característica también importantísima, que muchas veces se pasa por alto: no solamente se necesita un lugar y un tiempo sagrado, sino que también se precisa que los personajes sean sagrados. Los actores involucrados en un rito dejan a un lado su personalidad cotidiana y se transforman, mágicamente, en parte del mito.  

Cuando un sacerdote levanta una ostia en una ceremonia católica, el fiel no está ante un hombre común, ni siquiera ante la representación de Jesús de Nazaret: está ante el mismísimo Jesús.  
Cuando realizamos una acción en la tenida, nos convertimos –ritual y mágicamente- en obreros y constructores del templo: ya no somos los seres comunes y corrientes que ingresamos al templo.  
Así de importante es el rito, así de profundo es aquello a que hace referencia.

Diferentes Ritos

El término “Rito” en masonería es objeto de dos distintas acepciones. La primera define al rito como un sistema progresivo, gradual y completo destinado a conducir al masón desde la recepción de la luz hasta la plenitud del desarrollo del arte real. Entre los muchos Ritos que existen en Masonería se pueden señalar el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (que utilizamos nosotros en Sol de Mayo y la Gran Logia de Argentina y utiliza mandiles Rojos y blancos), el Rito de York (que utiliza mandiles celestes y blancos, colores de los Borbones y la bandera Argentin),  el Rito Escocés Rectificado, el Rito de Emulación, el Rito de Perfección, el Rito de Misraim, el Rito Francés, el Rito Sueco, etc. Actualmente hay más de 150 Ritos en uso a través de las logias que pueblan el mundo y dado que en la casa se practican varios de ellos, tenemos la suerte de poder ir de visita y observar las diferencias.

La segunda acepción de "Rito" se confunde con el de ritual o compendio de elementos necesarios para el desarrollo de las ceremonias masónicas y se refiere al acto ceremonial. Podemos reseñar algunos de los tipos de rituales utilizados en la Masonería:
a) Rituales de apertura y clausura de los trabajos de cada grado.
b) Rituales de iniciación, aumento de salario y exaltación.
c) Rituales de tenidas blancas o abiertas.
d) Rituales fúnebres.
e) Rituales de adopción de lubetones.
f) Rituales de reconocimiento conyugal.
g) Rituales de instalación de cuadros logiales.
h) Rituales de levantamiento de columnas.
i) Rituales de consagración de templos.

El más importante de los rituales masónicos es el ritual de iniciación, que viene, en sus elementos fundamentales, de la noche de los tiempos, pasando por los misterios de las grandes civilizaciones de la antigüedad.  La iniciación masónica constituye la dramatización de un mensaje simbólico, una especie de narración teatralizada de un mito o leyenda sobre la vida y la muerte, la luz y las tinieblas, el profano y el ser humano ideal. Iniciarse es morir simbólicamente y volver a nacer como un nuevo ser humano. Todo el simbolismo ritual de la ceremonia de iniciación gira en torno de esta idea básica. Todo el proceso iniciático que comienza con ella parte de esta concepción.

El simbolismo de la ceremonia de iniciación, cargado del dramatismo que le otorga la ritualidad, produce en el profano que se somete a la misma, una honda impresión y una predisposición psicológica encaminada a la aceptación de los mensajes éticos que constituyen su contenido.

A su vez se llaman grados en Masonería la sucesión de iniciaciones que enseñan la doctrina y fines de la Orden. El número de grados varía según los Ritos (con mayúscula). El Rito Escocés Rectificado tiene 7; el Rito de Memphis llega hasta 99; el Rito Escocés Antiguo y Aceptado consta de 33 grados.

En este, nuestro Rito, los tres primeros grados se llaman simbólicos, a saber: el de aprendiz, Compañero y Maestro, constituyen la masonería azul, son los que trabajamos en nuestra Logia y dependen de la Gran Logia de Argentina.

Los otros grados (del 4º al 33º), denominados grados filosóficos o escocistas, están reservados exclusivamente a los Maestros y dependen del Supremo Consejo del Grado 33°. Para que un hermano pueda incorporarse al Escocismo se le exige únicamente que sea un maestro masón con una antigüedad mínima de dos años, que haya obtenido su maestría masónica en una logia regular, independientemente del rito que se practique en ella. Es decir que los HH que trabajan en el simbolismo con el Rito de York o Emulation igualmente pueden, en nuestro Oriente, perfeccionarse en los 33 grados de R.E.A.A.

Cada grado lleva consigo sus ritos de iniciación particulares, su catecismo, su juramento, sus símbolos y modos de reconocimiento especiales. Los grados tradicionales --que constituyen la base o esencia de la masonería-- los tienen todos los ritos. Estos son los tres primeros, llamados también simbólicos, a saber: el aprendiz, el compañero, y el maestro.

El R:.E:.A:.A:.

El R:.E:.A:.A:. (Forma abreviada de escribir Rito Escocés Antiguo y Aceptado), es un rito masónico derivado del sistema escocés que se practicaba en París, a mediados del Siglo XVIII. Más allá de los orígenes mitológicos que rodean a la masonería toda, una gran controversia existe entre los masones del mundo, acerca del título y del verdadero origen de este Rito, pues algunos atribuyen su origen al año 1314 cuando los caballeros templarios escapados de Francia por el genocidio desatado contra ellos por el rey de Francia (Felipe IV, el hermoso) y el Papa Clemente V., ayudaron a Robert de Bruce, Robert I de Escocia a derrotar a Eduardo II, rey de Inglaterra y yerno del Felipe el hermoso, en la localidad escocesa de Bannockburn, dando fin a la guerra por la independencia de Escocia. Desde el punto de vista masónico ocurrieron dos hechos muy importantes, se dio origen a la Dinastía de los Estuardo y la creación de la Orden de San Andrés del Cardo que permitió a los Templarios seguir existiendo legalmente, protegidos por un legítimo rey, y estuvo vinculada con la aparición, tiempo después, de algunos de los grados del Rito Escocés.

Para otros, el Rito escocés no nació en Escocia, sino que recién en 1846 ingresó a ese país, y su antigüedad data de 1786, o en caso de aceptarse como auténticas las llamadas Constituciones de Federico II de Prusia, su origen se habría dado en 1762, tomando como base el discurso pronunciado por el estuardista, espiritualista, iniciático y católico Ramsay en 1736
Ramsay era un entusiasta de la tradición caballeresca de la Edad Media quien sostuvo, que Ia masonería había nacido en Tierra Santa, habiendo sido un instrumento ideológico de los Cruzados. Interpolando esta tesis en la Masonería, la definió como una orden de nuevos caballeros de los tiempos modernos, cuya misión consistiría en construir una comunidad universal por encima de las naciones, regida por Dios, basada en la hermandad, y puesta al servicio del bien y de la verdad.
Si bien, los orígenes del R:.E:.A:.A:., no quedan claros para los historiadores, y cada cual de acuerdo a sus intereses realiza un diferente “relato” luego de que la casa de Orange destrona a los Estuardo de Inglaterra y Escocia, este Rito Escocés es el más difundido en el mundo, y el que mayor compromiso político y social ha demostrado a través de la historia. Le sigue de cerca en adepto, el Rito de York, que tiene una tendencia más eclesiástica, y que tuvo un gran compromiso en la Independencia de Estados Unidos de América. Este rito es muy cercano a la fundación de la Gran Logia de Inglaterra cuyos ideólogos fueron el pastor presbiteriano Anderson y el hugonote (protestante calvinista) francés Desaguliers que en su calidad de pastores sostenían una posición orangista, anticatólica, moralistas, y deísta, pero antiesotéricos.

Teísmo: es Ia doctrina filosófica que concibe Ia existencia de un Dios personal, sobrenatural, dotado de raz6n, principio y fin de todo lo que existe. Interviene en Ia vida cotidiana y todos los fenómenos naturales son consecuencia de Ia "voluntad divina".

Deísmo: es una especie de religión natural. No niega Ia existencia de Dios, a cuyo conocimiento se llega por medio de Ia razón. Rechaza Ia Providencia y Ia Revelación. Dios fue Ia causa primera para Ia creación del mundo (Principio Creador), pero este se rige por Leyes naturales. Esta posición fue sostenida por Ia Gran Logia de Inglaterra hasta 1815, cuando los Antiguos y Modernos se unificaron y introdujeron modificaciones teístas en las Constituciones de Anderson.

En sentido contrario, el Gran Oriente de Francia elimina de sus rituales Ia frase "ella tiene por principios Ia existencia de Dios, Ia inmortalidad del alma", creándose así Ia división que existe hasta hoy.

El R:.E:.A:.A:. ha causado siempre gran entusiasmo por ser este un Rito donde se combinan los elementos simbólicos más tradicionales con una dinámica de funcionamiento expresiva que permite desarrollar la fraternidad y el análisis racional. En las Logias que utilizan el R:.E:.A:.A:. se representan simbólicamente las Leyes que rigen el universo y sus trabajos se realizan fundamentalmente en dos líneas que se complementan y no se excluyen (la ritual y la intelectual). En este rito los trabajos deben ser racionales, respetando el ritual. 

En primer lugar tenemos la Práctica del Ritual que permitirá, en sus grados de Aprendiz, Compañero y Maestro, a través de una serie de dramatizaciones ritualísticas de antiquísima simbología, tener una mayor consciencia de las Leyes y preceptos de la naturaleza y del universo.

En este sentido el ritual está estructurado y codificado de tal manera que conforma un hilo conductor, el cual no sólo puede transmitir un mensaje general, sino que puede activar mecanismos inconscientes que generan un elevado sentido de la trascendencia. Así pues, en este Rito tiene una importancia capital no sólo a la Práctica del Ritual sino también a su asimilación espiritual, psicológica y conceptual. En este camino masónico, en el conocimiento de uno mismo, no se conoce en solitario, sino participando en logia, observando la interrelación con el egregor de la logia, su personalidad, su espíritu. De la misma manera el G.A.D.U. es nuestro Oriente. La causa primera esta en nosotros y nosotros en la causa primera. Partimos de la existencia, que es lo que más fácilmente conocemos, a la esencia; del existir al ser.

En segundo lugar, dentro de los trabajos de la Logia se pone igualmente énfasis en los Trabajos Masónicos de tipo intelectual. Los Trabajos son presentados por escrito y, una vez leídos en la Tenida, son tratados de forma oral y coloquial entre los hermanos. De esta forma se consigue, a través de las diferentes apreciaciones u opiniones aportadas, una percepción profunda del tema tratado, con el consiguiente enriquecimiento y formación masónica que invariablemente dará sus frutos en cualquier ámbito o situación. Una labor realizada en conjunto, con discusiones filosóficas de nivel, es el objetivo para que todos los hermanos puedan beneficiarse con cada uno de los trabajos presentados.

Siguiendo con el espíritu eminentemente dinámico de las Logias de R:.E:.A:.A:., habitualmente forma parte importante, el correspondiente ágape fraternal o cena realizada fuera de las Logias, donde se interrelacionan sus miembros y se desarrolla, si cabe en mayor medida, el profundo sentido de la Fraternidad que existe entre todos los Hermanos.

El Rito posee diferentes grados, que se encuentran concatenados unos con otros, lo que crea un orden jerárquico. La jerarquía sólo denota un avance en los estudios del Rito. La misma aumenta los deberes del hermano, pues debe demostrar a los otros que está en condiciones de transmitir otro tipo de conocimientos. Los grados son una meta a lograr para aquellos que no los tienen y, como contrapartida, deben transmitir sus enseñanzas y dar el ejemplo con humildad.

Se equivocan totalmente aquellos que ingresan solamente para obtener grados y hacer ostentación de sus collarines y medallas, tratando de imponer a los HH.·. de grados inferiores una superioridad que no existe y que por supuesto, no tienen. Ningún Hno.·. es superior a otro por más grado que detente.

En términos generales, estas son las líneas esenciales que definen de manera particular el Rito Escocés Antiguo y Aceptado dando un extraordinario énfasis a la aplicación práctica en la vida diaria de las enseñanzas recibidas en cada uno de los grados, para que al actuar en el mundo profano, esparzan con su ejemplo y su acción el ideario masónico.

MITOS Y LEYENDAS

Artículos con una lectura diferente sobre los Mitos, Leyendas e Historias que nos han contado.

ALGUNOS TEMAS PARA COMPARTIR