El Monte Moriah o Gólgota

Un lugar importante  en la historia de la humanidad, donde estuvieron Adan, Abraham, Isacc, Jacob, Salomon, David, Hiram, Jesus, Mahoma, los Templarios ....




Dado que el nacimiento de Abraham, en la sumeria ciudad de Ur (actualmente Irak), coincidió con la llegada de un cometa, los astrólogos aconsejaron al Rey (Nimrod) matar al niño destinado a convertirse en un Emperador poderoso. El Rey le solicito a su padre, el Príncipe Teraj, Jefe del Ejercito y descendiente de Sem (hijo de Noe, lo que a sus descendientes le da el nombre de Semitas) que se lo entregara para matarlo y este lo engañó entregándole a cambio el hijo de un esclavo, por lo que Abraham pasó hasta sus 13 años escondido en una cueva y educado especialmente como casta gobernante.

Cuando murió su padre y perder la protección del ejercito, debió huir de la tierra de sus mayores a Canaan ante la persecución del Rey en busca de un nuevo hogar, llevándose sus conocimientos de dirigente sumerio y su Dios Personal (como era la costumbre sumeria), pero el hambre los hizo seguir viaje hasta Egipto, donde se encontraba la otra gran civilización de la época.

Dado sus conocimientos y la belleza de Sara su hermana y esposa, engañan al Faraón quien se casa con Sara, participando así ambos de la corte y los conocimientos Egipcios. Cuando el Faraón descubre el engaño los expulsa.

Viendo que no podía gobernar ninguno de los dos grandes imperios, decidió entonces fundar su propio reino entre ambos, esa tierra era prospera y estaba habitada por los cananitas (descendientes de cam que eran negros), el era semita y no tenía genealogía para dominar esa tierra. Necesitaba que alguien lo designara como dueño del lugar. Encontró entonces a su Dios personal que le promete la tierra habitada por los cananeos para su descendencia en general con la condición que se circunciden. La circuncisión será el titulo para la posesión de la tierra. Dicha promesa es renovada a su hijo Isaac y su nieto Jacob.

Si bien era obviamente el elegido de su Dios personal, aun de grande no había podido tener descendencia con su esposa y media hermana Sara. Cuando ya anciano había logrado tener un hijo con Sara, fue Dios quien lo puso a prueba diciéndole: Toma tu hijo, aquel a quien amas, ve con el al País de Moirah y allí ofrécelo en holocausto.

¿En que pensaba Abraham, hace 4000 años, cuando luego de partir la leña, encendió el fuego, ató a su hijo Isaac y levantó la mano con el cuchillo para matarlo?.

¿Cómo juzgaríamos hoy de un hombre que quiere asesinar a su hijo para ofrecerlo como sacrificio a su Dios?

En ese instante Abraham creyó en su dios personal, no dudó de ningún modo. De haber dudado habría obrado de manera diferente. Por esa acción Abraham fue bendecido.


Y Abraham creyó, creyó para esta vida, si el hubiera pensado para una vida futura, en el paraíso o en el mas allá con facilidad se hubiera despojado de todo, para abandonar un mundo al cual no pertenecía ya. Es por eso que esa acción se ha convertido en un icono de la fe. Aun hoy en día se recuerda, cada año nuevo Judío, la atadura de Isaac como símbolo de la fe.

Esta fue la tierra de Abraham que supo ser fiel a su Dios, esperando contra toda esperanza en sus promesas, al que hoy veneramos como padre de los creyentes y modelo de la esperanza en Dios. Con él se inicia el régimen de la Promesa Divina que habrá de alentar a su pueblo en su larga historia de esperas y esperanzas.

Es a partir de ese momento que el Monte Moriah se convirtió en el escenario donde tuvieron lugar los acontecimientos religiosos más importantes de toda la Historia de la Humanidad

Fue entonces que el Monte Moriah se convirtió en el lugar (o uno de los lugares según la versión) de donde Dios tomo el polvo para crear a Adán.

Fue también el lugar que eligió Adán para hacer un altar con 12 piedras y el lugar que eligieron Abel y Noe para hacer sacrificios. Según algunos esas mismas 12 piedras del primer altar realizado por Adán le sirvieron a Jacob para hacer la almohada desde donde soñó la escalera que llevaba al cielo.


¿Sabría Abraham que en ese lugar se encontraban enterrados uno de los dos monolitos donde Enoch (cainita – descendiente de cain) decidió transmitir los secretos de una civilización antidiluviana, diseñados para sobrevivir a la destrucción prevista? . Según la tradición, los fundadores de la civilización egipcia descubrieron una de estas columnas y el primer Rey de Egipto adoptó el nombre de Osiris, que significa Príncipe que se ha elevado de entre los muertos.

¿Abraham que había pertenecido a la corte Sumeria y la del Faraón, sabría de estos conocimientos?.

El que si supo de los secretos egipcios fue su nieto José, quien logró ser nombrado Gran Visir. Casualmente en ese momento la clase gobernante egipcia abandona sus creencias religiosas y se vuelca a la creencia de un Dios único Atón (el nombre de Jehová, tambien Dios único pero en este caso de un pueblo el hebreo, aparecerá años después con Moisés, hermano del Faraón y educado por la casta gobernante egipcia).

José es enterrado fuera de Egipto, en el Monte Moriah ¿Habrá sido enterrado con todos los secretos como era la costumbre para alguien de su rango?

Durante 1000 años se transmite oralmente la historia de Abraham y sus descendientes para luego ser incorporada a la Biblia. Que significativa deben haber sido estas historias para perdurar tanto tiempo. En mi opinión es porque está muy ligada a la pertenencia de esa tierra, situada entre las dos potencias de ese momento.

Hace 3000 años, en el monte Moriá, durante el reinado de David, se comenzó la construcción de un templo para cobijar al Arca de la Alianza. Recientes investigaciones del arqueólogo alemán K. Rupprecht han demostrado que el rey David encontró un templo más antiguo en ese lugar. Dicho templo lo termina su hijo Salomón quien debió modificar la planta del viejo templo con sucesivas ampliaciones y modernizaciones, de acuerdo con las trazas que había dejado su padre.

Necesitaban retener a un Dios que, en ese lugar y mil años antes, les había prometido esa tierra para toda su descendencia quedando la circuncisión como señal del pacto. Para ello debían hacer un templo donde ese Dios pudiera vivir y estar cómodo y se había creado una casta sacerdotal, especialmente instruida para atenderlo (Levitas).

En la construcción del templo interviene un Arquitecto y fundidor de nombre Hiram Abif, que enseña artes y oficios a los Hebreos, hasta ese momento un pueblo de pastores trashumantes, gobernados por una casta sacerdotal que se ocupaba de la administración y la escritura.

Se dice que al excavar para construir el templo de Salomón hace 3000 años (961 AC), los Judíos encontraron los fragmentos de la otra columna. Subsiguientemente Salomón estableció una orden sacerdotal (Levitas) que continuo en Jerusalén hasta la definitiva destrucción del templo, en el año 70 D.C. cuando se dispersó a Europa.

Ese primer templo duro solo 30 años y fue destruido por el faraón de Egipto Sesac (I Reyes 16,25 y II Cronicas 12,2)

Se volvió a construir y fue destruido por el ejército de Nabuconodosor en el 586 aC no quedando en pie ni una sola piedra. Los 50 metros del Muro de los lamentos pertenecieron originalmente a los muros de contención exteriores del Templo de Herodes, construido en el siglo I AC y destruido en el año 70 D.C. por los Romanos, luego de una batalla que duró 139 días. Según Flavio Josefo en esos años fueron asesinados 1.350.000 hombres, mujeres y niños.

Cuando la guerra finalizó, la nación de los judíos había dejado de existir y solo subsistía una religión: una fe que había perdido la casa de Dios y la primera razón de su existencia. El culto encontró un nuevo vínculo de unión en el estudio de la Ley y el culto en la sinagoga. El Talmud sustituyó al Templo y con el tiempo se convirtió en el símbolo máximo de la religión judía.

Años después el Monte Moriah, es el lugar elegido por el profeta Mahoma, para llevar cabo la travesía nocturna hacia el Trono de Dios (el Corán, Sura 17:1, Al-Isra), acompañado por el ángel Gabriel.

Actualmente la Mezquita de Omar, cubre este lugar, construida en el año 691 dC. La presencia de esta mezquita hace imposible toda investigación arqueológica de los restos del Templo de Salomón


Según algunos historiadores, durante la Primera cruzada, los descendientes de estos sacerdotes levitas regresaron a Jerusalén con los Príncipes Cristianos, estableciendo la Orden de los Caballeros del Temple, los que retiraron los fragmentos de la columna de Enoch debajo del sanctasanctórum. Los Templarios descubrieron 3 piedras y en una de ellas se encontraba tallada la gran palabra perdida. Desde entonces, ese secreto fue transmitido a los sucesores, que tienen derecho a ser reconocidos como sumos sacerdotes de Jehova.

Seguramente gran parte de nuestra vida ha estado marcada por los hechos ocurridos en ese pequeño lugar que es el Monte Moriah, pero creo que no hay otro lugar en nuestro planeta que haya resultado tan significativo e influyente para la humanidad.

Creo también que es una historia con final abierto.

MITOS Y LEYENDAS

Artículos con una lectura diferente sobre los Mitos, Leyendas e Historias que nos han contado.

ALGUNOS TEMAS PARA COMPARTIR